Skip to main content

MPG y Departamento de Salud Pública realizaron seminario sobre calidad en atención primaria en salud

En el marco de los efectos causados por la pandemia de Covid-19 y al alero del proyecto financiado por la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo de la Universidad de Concepción denominado “Sistema de Acreditación de Calidad y Resultados de la Gestión Institucional, Seguridad y Satisfacción del Usuario, en los Centros de Salud Familiar de la Provincia de Concepción, región del Biobío”, se llevó a cabo el seminario “Calidad y Acreditación en Atención Primaria en Salud”, una iniciativa organizada en conjunto por el Magíster en Política y Gobierno y el Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina UdeC.  

La actividad estuvo a cargo de Jaime Contreras Álvarez, director del MPG y de Paula de Orúe Ríos, directora del Departamento de Salud Pública e investigadora a cargo del proyecto VRID. El seminario contó con las exposiciones del superintendente de Salud, Patricio Fernández y de la asesora de calidad del Cesfam Lorenzo Arenas y de la Dirección de Administración de Salud Municipal de Concepción, Yanina Gómez Orellana, quienes se refirieron a los principales desafíos en materia de gestión del sistema de salud desde sus respectivas áreas de trabajo.

En la presentación del coloquio, la presidenta de la Sociedad Chilena de Salubridad (SOCHISAL) señaló las diferentes perspectivas que existen respecto a la calidad en el sistema de salud y se refirió al impacto positivo de implementar nuevos métodos de acreditación en los Centros de Atención Primaria. “La acreditación no está ajena a la atención primaria, que en Chile se materializa a través de los Centros de Salud Familiar, más conocidos como CESFAM, esta atención primaria de salud se define como una atención esencial, de baja complejidad en cuanto a estructura, pero que es capaz de resolver más del 85% de los problemas de salud de las personas y que además es la puerta de entrada al sistema público de salud. Que estos centros inicien sus procesos de acreditación implica capacitar al personal en los temas de calidad y seguridad de la atención, pero además incorporar la cultura de la calidad a sus organizaciones, supervisión y auditorías”, indicó de Orúe.

Por su parte, Patricio Fernández, centró su exposición en dar a conocer parte de las funciones y el ámbito normativo detrás de la Superintendencia, institución a cargo de supervigilar y controlar a las ISAPRES y al Fondo Nacional de Salud. Respecto al último año, el abogado relató las diversas medidas que se han adoptado para combatir los inconvenientes que ha provocado el Covid-19. “Tuvimos una serie de normativas que hemos ido estableciendo, socializando e implementando, por ejemplo, instruimos sobre el valor del examen para la confirmación del Covid-19, instruimos sobre deberes específicos que rigen a los prestadores individuales sobre prestaciones remotas, lo que ha sido una estrategia que ha permitido dar continuidad a la telemedicina e implementar un trabajo sobre estándares de calidad en esta materia. También tuvimos la necesidad de contratar a médicos titulados en el extranjero, más de lo que veníamos haciendo, se reformuló eso e implementamos un registro transitorio, muchos de quienes trabajan en atención primaria han dado cuenta del apoyo que han significado los profesionales extranjeros para afrontar la pandemia”, valoró.

El ex subdirector de Recursos Humanos del Servicio de Salud Biobío también destacó el crecimiento de los prestadores de salud acreditados por la Superintendencia, que hasta mayo de 2021 llegaban a la cifra de 718, de estos un 65% corresponde a centros privados y un 35% a instituciones de carácter público. Según cifras entregadas por el profesional, el Biobío es la tercera región en número de prestadores acreditados con un total de 70, por detrás de la Región Metropolitana y la Región de Valparaíso y la segunda tras la RM en centros de atención primaria acreditados.

Yanina Gómez, enfermera de profesión, dio a conocer cuáles son los principales requisitos para optar a la acreditación de calidad y recalcó el buen posicionamiento de los centros de salud familiar de Concepción en esta área. “En la actualidad de los seis establecimientos a cargo de la DAS, cuatro cuentan con acreditación. Tenemos el orgullo de contar con el primer CESFAM acreditado en Chile que fue el Juan Soto Fernández, y el segundo que fue el CESFAM Lorenzo Arenas, ambos con porcentajes de cumplimento de las pautas de evaluación superiores al 89%”. La profesional también destacó al centro de salud Santa Sabina, como el primero en conseguir ser acreditado en Chile con un 100% de efectividad. En este sentido, la funcionaria de la DAS Concepción valoró el esfuerzo y la disposición de los equipos para enfrentar cada uno de los procesos y protocolos de acreditación y hacer de la calidad, una cultura al interior de las organizaciones.

El profesor Jaime Contreras agradeció a quienes siguieron de manera atenta la transmisión y también a Patricio y Yanina por su buena disposición para conversar y colaborar con el Magíster en Política y Gobierno y el Departamento de Salud Pública de la Universidad de Concepción en el desarrollo del seminario. “Esperamos seguir desarrollando este tema, contando con vuestra participación en otro tipo de actividades en torno a los temas de acreditación y salud y al proyecto de investigación que estamos desarrollando junto a la profesora Paula de Orúe”, finalizó.

Compartir en:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn